Piedra y Acero

Mi foto
Soy como la PIEDRA: firme y resistente,... pero me deshago en ensoñaciones, y ¡me agrieto por contarlas!, por ayudarlas a escapar, a escurrirse como el ACERO fundido; relatando, en su huida, vidas inventadas y verdaderas mentiras.

23 de noviembre de 2015

Ilustración y Portada

 Ilustración y Portada de Amparo Martínez Alonso

De cómo una ilustración se convierte en la portada de una novela.
Más concretamente en la portada de la última novela de Begoña Heredia:
"Las horas de ayer"



8 de octubre de 2015

Dos Premios MÁS



Ayer me comunicaron que había sido seleccionado,
en el mes de septiembre, mi relato "Mutis por el foro" en el 
VII Concurso de Microrrelatos sobre Abogados.
¡Y me alegraron el día!




Hoy, al leer el fallo del Premio de Literatura Infantil-Juvenil 
"Microrrelatos para niños", de Editorial Verbum, 
y ver mi nombre en el listado de premiados de 
Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, España, 
EE.UU., México, Perú y Uruguay, ¡¡me he llevado una tremenda alegría!! 
Y pensando que no hay dos sin tres... 




  

24 de septiembre de 2015

JULIÁN PÉREZ CAMBIÓ DE BANDO EL 16-03-2015


Desde aquella noche, Guillermo se asegura de que todo sigue en orden entre los vivos y los muertos. 
—Los muertos están muertos. ¿A que sí, mamá? 
—Sí, Guille. 
—Y los vivos no están muertos… 
—No —su voz suena sumisa, pero triunfante—. Los vivos, ¡todavía estamos vivos! 
—Mamá… 
—Dime, Guille. 
—¿A que un vivo puede pasar al bando de los muertos en una noche? 
—Sí. 
—¡Porque lo dice papá! 
A veces, solo a veces, la madre levanta la vista de la labor y mira a su hijo. 
—¡El epitafio! —recalca la madre, con voz de granito—. Lo dice el epitafio de tu padre. 
 —Pero, tú no estás muerta. ¿A que no mamá? 
—No, hijo. 
—Papá dijo que ibas a estar muerta esa noche… 
—Guillermo. Mírame. ¡Estoy viva! 
 La mujer deja de tejer. Atraviesa, a conciencia, el corazón del ovillo y clava las agujas hacia el interior del cesto, como de costumbre. Se inclina sobre la cama de su hijo y, con sus dedos encallecidos, hace cosquillas al pequeño. 
—Recuerda, Guille, papá está en el bando de los muertos porque se pinchó con el cesto de la labor… ¡Fue un accidente!

Amparo Martínez Alonso


Gracias a "Esta noche te cuento" incorporo una nueva entrada. Porque participar en este concurso representa una quedada habitual para mí. En este enlace podéis leer más relatos de EPITAFIOS (el tema de esta convocatoria).



16 de julio de 2015

PREMIO monstruoso


Ayer, 15 de julio, un día caluroso como todos los anteriores, 
resultó de repente agradable, muy agradable, 
casi con aire acondicionado incorporado: 
aparecía mi relato "Voces"
Hecho que, viniendo a cuento, me refrescó el día!!!
Además, descubrí lo bien acompañada que estaba. 
!Grandes monstruos del microrrelato! 

Amparo Martínez Alonso



17 de junio de 2015

Voces


Mi hermano pequeño era un forofo de los monstruos. Siempre la misma cantinela: “El monstruo de mi habitación me contó que…”, “Cuando salimos al recreo, el monstruo del cole tropezó y…”, “Laurita dice que los monstruos son verdes, pero…”. No hablaba de otra cosa, hasta que murió. 
Ahora, por las noches, cuando viene a mi habitación, me cuenta cosas de los vivos. ¡Ya está curado!

Mamá lo malcriaba riéndole las gracias, diciendo que tenía mucha imaginación. Papá le llamaba tocapelotas, mi pequeño tocapelotas, y le revolvía el pelo, y compartía travesuras subiéndolo a sus hombros y exclamando como un loco: “Eres el más alto de los monstruos, ¡el rey de todos los monstruos!”.

Ahora, mamá mueve la cabeza, reparte la sopa y espera a que se enfríe, luego se levanta y vacía su plato en el fregadero. Desde que murió mi hermano, mamá no come y papá no habla. Buscan monstruos por los rincones, en los armarios o detrás de las cortinas, igual que hacía mi hermano.

Por eso, cada noche, cuando habla de los vivos, me pide que ayude a papá y a mamá. Que les salve de sus monstruos, como hice con él. 

Amparo Martínez Alonso 


Este mes de junio, el tema va de MONSTRUOS
Por eso, entrar en Esta noche te cuento da verdadero miedo: ¡qué bien! 
En el enlace podrás leer este micro y muchas otras monstruosidades. 

(El 15 de julio, "Voces" ha sido SELECCIONADO, por el jurado de Esta noche te cuento como uno de los micros ganadores del mes de junio. Por lo que figurará en el libro antológico de 2015. Biennn!!!)



30 de mayo de 2015

Competitividad

Una mosca zumba junto a su nariz. Suelta un manotazo, pero no consigue derribarla… A su lado, el novato reacciona acercando la antorcha —de polietileno policromado, muy manejable y liviana— a la mecha del cañón… 

—¡No dispares, joder!... Solo espantaba una mosca cojonera (“Como tú”, piensa)… ¡Un maldito insecto! (“Como tú”, insiste pensando)… ¡No me jodas, Alelardo!... La señal convenida es levantar el pulgar. ¡Céntrate, tío! 
Entre dientes, continúa quejándose: 
—Mucho máster y mucha hostia, pero de experiencia nada de nada… Así, no hay forma de ganar esta guerra. 

Para Abelardo es su primera batalla, su primer trabajo. Por eso está nervioso. Y, además, por muy pacifista que sea, tendrá que disparar. Memoriza el manejo de cada arma reglamentaria —excepto el cañón y el lanzallamas, alquilados en el último momento—. Tras el reparto, a su bando le corresponde el cañón. Abelardo hubiera preferido el lanzallamas, de munición amarilla. ¡Le da suerte ese color! El cañón dispara bolas azules… 

Abelardo siente un golpe en la frente y se le nubla la vista… Eliminado del campo de batalla, escupe la pintura amarilla que le chorrea hasta la boca… Mientras, su compañero alza ambos pulgares.  

Amparo Martínez Alonso
Esta es mi participación en "Esta Noche te Cuento". 
Esta vez la cosa va de cañones. 


26 de marzo de 2015

V Microquedada Relatista



Amparo Martínez Alonso

¡Ya vamos por la V Microquedada Relatista!
Este año he tenido la "suerte" de realizar el cartel del evento
 que reúne a microrrelatistas de TODO el mundo.

Pues eso, que las historias, los relatos, la estética, la imaginación,
las musas... nos sigan "microquedando relatistamente" cerca, muy cerca.
Como esta puerta abierta a la fantasía y llena de posibilidades 
que aparece en nuestro cartel.

Estoy deseando verosss!!!! 



1 de marzo de 2015

Mujer, ni más ni menos



Las Instituciones Europeas en España conmemoran el Día Internacional de las Mujeres 2015, 8 de marzo, con este certamen sobre el empoderamiento de las mujeres y las niñas a través de la educación, que se suma a la campaña global Beijing+20, promovida por ONU- Mujeres.

800 personas de todas las CCAA españolas y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla  han participado en este concurso, que ha contado con la colaboración del Instituto de la Mujer (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad), la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), organismo responsable en España del Año Europeo del Desarrollo 2015 (que dedica el mes de marzo a las mujeres y las niñas) y ONU-Mujeres.

Tras una preselección de 35 micro-relatos, el jurado, compuesto por representantes de todas las instituciones organizadoras y presidido por la eurodiputada Iratxe García Pérez (Presidenta de la Comisión de la Mujer en el Parlamento Europeo), eligió a los tres ganadores del certamen.
En este enlace podéis leer los tres microrrelatos ganadores.

¡Contenta de estar entre esos 35 microrrelatos seleccionados!



"Raro"

Decían que era raro.  
Decían que malgastaba el dinero con nosotras…

—¡¿Carrera?! —se sorprendían—. Eso es tirar el dinero a la basura. Lo que tus hijas deben hacer es aprender cosas de mujeres y casarse como Dios manda. ¿Para qué quieren una carrera, para quitarle el puesto de trabajo a cualquier honrado padre de familia?

Papá nos preguntaba qué queríamos ser de mayores, como si pudiera concedernos un deseo restringido a los chicos. Nosotras crecimos dando forma a ese futuro de igualdad del que nos hablaba…

Sí, afortunadamente, papá era raro.

Amparo Martínez Alonso
 

4 de febrero de 2015

"Lex talionis" (Antiguo Testamento)


Hans von Barlech espera no necesitar un policía, un médico o un rabino. Sabe que sería demasiado complicado para el primero, demasiado tarde para el segundo y demasiado vergonzoso para el tercero.

Abre la cartera mientras recita su habitual monólogo: “¡Qué duros estos destierros, en que el alma está metida!” (silencio). “¡Ay, qué larga es esta vida!” (silencio, luego apenas un murmullo)… “Sólo esperar la salida me causa dolor tan fiero”. 
Saca la fotografía que le acompaña en estos viajes y le echa un último vistazo. En ella aparecen siete niños puestos en fila.

—No abras los ojos —retumba el eco aflautado en su memoria judía. 
—Saúl, ¿nos van a matar? —le pregunta Raquel. 
—No, tonta. Mamá dice que solo matan a los viejos —repite, desde hace más de cincuenta años, a su hermana muerta. 
Luego seis disparos y risas.

Hans von Barlech no quiere olvidar todavía: “Esta cárcel, estos hierros… Que muero porque no morí con ellos.” 

Hans von Barlech voló ayer a Méjico. Mañana, después de disparar sobre el último nazi que mató a seis niños judíos, regresará a España, a sus estudios de teología, y… volverá a llamarse Saúl.   

Amparo Martínez Alonso 

Mi aportación para Esta noche te cuento 
(V Centenario del nacimiento de Sta. Teresa)
En este enlace podéis leer este y el resto de relatos.


30 de enero de 2015

Pon un "5" en tu vida

Ilustraciones de Amparo Martínez Alonso


1- Un relámpago que dibuja un "5" lleno de luz.
2- Una alineación de gotas que bien pueden recordar un "5".

Lapiceros y tinta china sobre cartulinas de color.
Mi participación en "Una idea, mucho arte" 
para la celebración de su "5º Aniversario"

En el enlace podéis descubrir el resto de obras del evento.


28 de enero de 2015

Tradición y Futuro


“Nuestra tierra linda con el mar Cantábrico y la cordillera Cantábrica… ¿Sabéis qué nombre recibe nuestra Comunidad Autónoma?”. El griterío estalla casi unánime: “¡¡Can-ta-bri-aaa!!”. Casi toda la clase ríe; casi todos los alumnos aplauden; casi todas las boquitas desdentadas quieren saber más; casi todos los brazos, levantados, piden hablar…, excepto Naroba.

Naroba conoce muy bien las lindes de su tierruca, el nombre de cada vaca, 
la altura del abedul plateado, la alegría y el llanto del robledal: verdoso o anaranjado, duro y soñador, pero siempre vivo —como le gusta repetir al abuelo—; ese bosque que abraza al prado, a la cabaña, a la vieja encina y a los leprosos eucaliptos… Naroba sabe asar bellotas entre las ascuas, elegir las mejores hojas de la rama de laurel que se orea junto a la alacena, escanciar la sidra sin salpicarse apenas sus albarcas nuevas. Naroba sabe ordeñar y mezclar el cuajo para hacer el queso más grande del mundo… 
Lo que Naroba no sabe es qué será de la Lusa, la Mansa, la Anjana, la Pasiega y la Sirenuca cuando el abuelo marche a la residencia. Por eso, Naroba levanta el brazo y pregunta por el futuro de sus vacas…



Este relato ha resultado seleccionado en el Certamen de Relato Breve 
"A QUÉ SABE CANTABRIA", con motivo del homenaje a los productos agroalimentarios en el XXXIII Aniversario del Estatuto de Autonomía Cántabra. En este enlace podéis leer y descargaos el libro conmemorativo. 

Amparo Martínez Alonso (27/01/2015)


9 de diciembre de 2014

Esfuerzo numantino

Miguel Ángel Cejudo

Tras las doce campanadas: ¡nada de nada! Porque los muertos no esperan nada del año nuevo, y Natividad desea estar muerta... Como buena numantina no se rinde, y anticipa su glorioso final enarbolando el documento que así lo confirma. Le echa un último vistazo: “La víctima, dulce y tierna, se deshizo en... La muerta trató, heroicamente, de posicionarse en primera fila… La inmolada resultó de un gusto exquisito…” Nati piensa que tal vez se ha excedido con los sustantivos, que los adjetivos igual pecan de pretenciosos, que no estaría mal cambiar el término “muerta” por asediada, mártir, suicida o... elegida. Lo que no reconoce es que tanta literatura, tanto bodoque, filigrana y fantasía desvían la atención y le restan realismo… Pero sobre todo, Natividad olvida que ¡todavía no está muerta!, y que por mucho que redacte su ansiada necrológica cada Navidad, seguramente este año tampoco lo estará. Porque tras las doce campanadas, entre brindis de cava, turrones de Jijona, pan de Cádiz, polvorones y mantecados de Estepa o Antequera, mazapán de Soto y Toledo… ¿quién va a elegir una figurita de mazapán soriano?


 Amparo Martínez Alonso

Y para terminar el año en ENTC un poco de humor soriano, porque mi tierra es fría, dura y despoblada, pero algo tendrá ese "Camino Soria", ese "río Duero, río Duero nadie a contemplarte baja...", ese "olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido..." para que tan buenos escritores le canten.


25 de noviembre de 2014

Ilustración y portada II


¡¡¡Ya no queda nada!!!
El 12 de diciembre (Santander) y el 13 de diciembre (Comillas) 
tendrá lugar la presentación de la novela 
"Lo que tantas veces sucedió" de Begoña Heredia. 
Libro para el que tuve la suerte de realizar la ilustración
el diseño de la cubierta.

Amparo Martínez Alonso


13 de noviembre de 2014

Ilustración y Portada


http://estanochetecuento.com/lo-que-tantas-veces-sucedio/
 Ilustración y portada de Amparo M. A.

A veces, una escritora crea una novela y desea que la portada la realice una ilustradora. Entonces la llama y hablan del proyecto, y la dibujante se ilusiona con la historia y bebe del argumento, e imagina unos ojos oscoros, penetrantes, prometedores, un gesto enigmático, dulce, casi inocente, y abstraída se vuelca en la protagonista: peina su cabello, curva su sonrisa (mínima isinuación), bordea dudas moradas y sueños verdes o azules, siente el ayer, la nostalgia del amarillo y el sepia..., mientras ese ángel protector y eterno... 
Pero bueno, la novela la ha escrito Begoña Heredia..., yo únicamente he realizado el dibujo de la portada.

Esta noche te cuento ha tenido la amabilidad de reseñar esta obra. Muchas gracias, Jams.

Amparo Martínez Alonso

9 de noviembre de 2014

El último ensayo

Ilustración de Rosa Iglesias

La viste de princesa, llena la bañera de agua y la ahoga. Después la mira ausente, imitando la mueca materna que a todos preocupa tanto… Entonces, Anabel sumerge de nuevo las manos en la bañera y gira a la muerta. “Así, boca abajo, como Borja en la piscina.” 

Anabel tiene ocho años, los ojos azules y el pelo rubio: ¡parece un ángel! Un ángel que aplaza, día tras día, la promesa pactada con el mismísimo Borja. 

Borja fue su novio el curso pasado. Ahora, no. Este año, Borja viaja en el “Barco del amor” para siempre. Anabel le prometió que irían juntos… Por eso hoy acaba de ahogar a su muñeca preferida: la rubia con cara de ángel. 

—No es cosa mía, doctor, créame. Ha colgado un cartel en la puerta del cuarto de baño: “camarote 115” y, aunque no son tres seises, me asusta… Se encierra ahí, horas y horas, con el grifo abierto... Mi marido dice que la culpa la tiene ese guaperas del Titanic. Que ya se le pasarán las ganas de bucear en la bañera. Que soy yo la que veo historias raras…, ¡que Anabel no se parece a mi!

Amparo Martínez Alonso (09/11/2014)

… EN EL CAMAROTE 115 DEL TITANIC, este es el tema para noviembre en "Esta noche te cuento" . En este enlace podéis leer las diferentes propuestas.


23 de octubre de 2014

En los Andes

Ilustración de Mercedes Daza

Hacía frío y olía… raro, como cuando de pequeña se escondía en la despensa de la abuela. Trató de abrir los ojos. Trató de retirarse el pelo de la cara, de restregarse los parpados, pero tenía los nudillos congelados, o eran los brazos... Trató de gritar: “¡Dios mío, estoy ciega!”. Pensó en ese Dios mío misericordioso, benévolo, auxiliador; ese Dios mío del que tantas veces le hablaba la abuela… Su abuela era una mujer extraña, no se parecía a ninguna otra abuela. Su abuela predecía los relámpagos y los truenos, el nacimiento y la muerte del ganado. Su abuela curaba la tos, las picaduras de abejas y avispas, el mal de ojo… Su abuela era como “Dios”. 
Nada, no veía nada. Dejó de sentir frío... Oyó voces. ¡Más supervivientes! Se acercaban. Quiso gritar: “¡A-quí… So-co-rroo… ¡Socorrooo! Estoy aquí”. Lo último que pensó, antes de dejar de pensar, fue que su abuela llevaba razón, que “Mientras hay vida, hay esperanza”... Algunos supervivientes se acercaban hambrientos.

Amparo Martínez Alonso (23/10/2014)

...EN ESA PELÍCULA DE LOS 70. Tema realmente creativo, como la ilustración de Mercedes, sobre el que deben versar los micros de octubre de ESTA NOCHE TE CUENTO. En este enlace podéis leer la gran cantidad de historias "tuneadas" que están surgiendo.


10 de septiembre de 2014

Batallas de andar por casa

Ilustración de Laura Garrido

“No hay batalla que se les resista, por eso ganan lo que ganan”, vocifera el papá de Rafa. Su mamá contesta que el fútbol está sobrevalorado. Su papá contraataca: “Otros deberíamos ganar esos sueldos para no tener que andar robando…” 
Rafa sabe que habla en clave, que su papá no roba porque es un superhombre.

A Rafa le gusta imitar a su hermana mayor. 
Dentro de unos años, cuando vaya al instituto, Rafa descubrirá que es como su hermana, que es como cualquier chica. Pero hasta ese día, Rafa continuará librando su batalla: ¿superhéroe o princesa? 

La mamá de Rafa se maquilla con mimo: acaricia bofetadas, difumina insultos, suaviza humillaciones y colorea miedos. 
El papá de Rafa tiene buena mano y don de gentes. Por eso, tras cada batalla, le susurra a su mujer cuánto la quiere. Luego lloran juntos hasta que él se duerme. 

Supermán hace tiempo que perdió su capa, pero sigue ganando batallas. Solo cuando Rafa lo disfraza de princesa, se le enredan los poderes entre el tul rosa, y no puede volar… Algún día, Rafa esconderá ese tul-Kriptonita entre el pijama de su papá.

Amparo Matínez Alonso (10/09/2014)


Y en septiembre bajo esta significativa ilustración de Laura Garrido, el tema de Esta noche te cuento gira en torno a ...Tras la batalla.  Aquí os dejo estas batallas cotidianas.


27 de agosto de 2014

Fantasía ahumada o cruda realidad

Ilustración de Juan Luis

Llena y fría cabalgaba sobre algodones para no deformarse. 
La habíamos invocado pidiéndole un deseo, mientras nuestras sombras temblaban alrededor de aquella vela. 
—¡Esta os servirá! —había dicho la hermosa dama que nos la vendió. 
Era una de esas criaturas que huelen a sándalo, vainilla y hierbabuena. Una de esas doncellas que son princesas en los cuentos; vírgenes en las estampas de la abuela; Majas, Venus o Gracias en “Conoce tus museos” y modelos en las revistas de mamá. Por eso no dudamos en comprarle la vela cuando nos advirtió: 
—Cuidado con mirar directamente a la luna… 

Ahumamos y ahumamos dos culos de vasos, ¡pero no funcionó! Al final, la vimos alejarse como llegó. 
En el telediario, sin humo en los ojos, contemplamos todo el proceso: 
—Lo que viene siendo una variación de tres elementos tomados de uno en uno. El típico eclipse de luna, que solo podréis ver tras unos cristales ahumados… —según palabras de la señora Paca. Esa bruja cuentista que regenta la tienda de velas perfumadas. 


 Amparo Martínez Alonso (25/08/2014)

Para Esta noche te cuento, junto a la preciosa acuarela de Juanlu  "lustraciones para un loco",  que da forma al tema de agosto: "Bajo la luna llena".




27 de julio de 2014

¡Ójala que llueva café en el campo!


Con este dibujo de café volando participo como ilustradora en
El libro de 210 historias y 70 ilustraciones.
Un lujo de libro de microrrelatos ilustrados.
Algunos participamos en él como escritores e ilustradores. 





Amparo Martínez Alonso


17 de julio de 2014

Estatus

Ilustración de Amparo Martínez

Aquella carretera moría en el acantilado del amor, como lo llamaban últimamente. Elena conocía bien la historia...  Ella deseaba otra clase de amor, pero igual de sincero e incondicional: ansiaba los abrazos y los besos de Manuel.
Manuel, Manuel, repitió al sangrante atardecer que desbordaba el retrovisor de su coche.
Aparcó junto a la encina de la que colgaba un columpio. Giró la llave del contacto, desconectando su apellido y su orgullo.
No había nadie en la recepción de aquel hotel de carretera. Levantó la mano, planeando a favor de la brisa renqueante del único ventilador. A su espalda escuchó una voz cansada.
—¿Qué desea, señora?
—Busco a…
—No hay nadie hospedado aquí —atajó el viejo.
Elena  sintió la bravura de las olas, la hostilidad del acantilado, el dolor de cada roca… en aquel rostro ennegrecido que la escudriñaba desde la puerta.
—Abuelo, solo quiere conocer a Manu —le sermoneó la joven que entraba con un niño en brazos.
—Ella los mató… Ella mató a tu hermana y a Manuel —farfulló el viejo, golpeando el mostrador.
—Manu, mi cielo, esta señora es tu abuela… —susurró la joven al pequeño.
Pa… pa, papa...
¡Hola, Manuel! Yo…, yo conocí a tu papá. 


Además de la ilustración o a pesar de la misma, este mes participo en Esta Noche te cuento con este microrrelato para el tema: "En aquel hotel de carretera".