Piedra y Acero

Mi foto
Soy como la PIEDRA: firme y resistente,... pero me deshago en ensoñaciones, y ¡me agrieto por contarlas!, por ayudarlas a escapar, a escurrirse como el ACERO fundido; relatando, en su huida, vidas inventadas y verdaderas mentiras.

24 de diciembre de 2012

En Papel o Navegando


¡Ya está aquí!
 Pasó el 21 y no se terminó el mundo.
Pasó el 22 y no tocó mi número.
Del 23 para qué hablar.
Pero el 24 no pasará sin desearos
FELIZ NAVIDAD

Que sigamos escribiendo historias, leyendo relatos.
Que sigamos en contacto por papel o navegando. 



20 de diciembre de 2012

21-12-2012


La pilló por sorpresa. Algo tan anunciado, y la pilló por sorpresa. Se levantó temprano, como cualquier otro día. Desayunó como cualquier otro día. No se sintió rara. Después de ducharse y ponerse los vaqueros verde aceituna o verde kiwi, ¡qué más da!, cogió uno de sus tres jerséis negros de cuello alto, se recogió el pelo, mañana se lo dejaría suelto, hoy no, hoy tenía que terminar de montar la maqueta para la presentación. Sacó el coche del garaje, y no entendió lo que pasaba. ¡Malditos mayas! Ella no creía en esos rollos. Había pasado la semana riéndose de aquella amenaza milenaria. En el trabajo, en la cafetería, por internet,… hasta su madre le había preguntado si era el 20 o el 21. ¡Supersticiones¡ Entonces, por qué el cielo no era el de todos los días. Estaba bajo, rojo, denso. ¡Pesaba! Condujo despacio. Le costaba respirar. Las farolas, como globos a medio inflar, goteaban luz irreal, de película mala de ciencia ficción: un montaje de bajo coste. Aquella niebla viscosa, de terciopelo trasnochado, le recordó las bolsas de transfusiones de su padre. Abrió más los ojos. Se soltó el pelo mecánicamente: ¡mañana, mañana!... Avanzó sin querer. Miró al frente, a la derecha, a la izquierda, por el retrovisor. ¿Es que solo estaba ella?, ¿y los lentos, los atascos, los bocinazos de cada día,… los pesados, los locos al volante, los taxistas?... De repente una gabardina floja cruzó por el paso de cebra. Frenó contenta. Tampoco pitó cuando el tipo le arrojó el cigarrillo, todavía encendido, sobre el capó del coche. Siguió parada mientras lo miraba alejarse, arrastrando sus botas de agua por las bandas blancas, con desgana; incluso sonrió cuando él le echó un último vistazo, mal encarado, antes de subirse el cuello de su gabardina... ¡No estaba sola!

Petra Acero (21/12/2012)
Un cuento antes del fin del mundo.
Pincha en la foto para leer los 69 cuentos.
En el blog de Acuática: "No me vengas con historias"

19 de diciembre de 2012

Un cuento antes del fin del mundo


Acuática Nik, en su blog "No me vengas con historias", nos propone morir entretenidos... con Un cuento antes del fin del mundo
Si el fin del mundo, según anunció el pueblo maya, tiene lugar el 21 de diciembre del año 2012 (pasado mañana), y no nos pilla confesados, que al menos lo haga escribiendo, creando, soñando. Que muramos viviendo otras vidas deseadas, inventadas...
¡No dejes de intentarlo y apúntate! Comprueba la gran lista de amigos que allí están...
Con la energía positiva de tanto cuento lanzado a la blogosfera, el 20 de diciembre a las 23 horas, seguro que el mundo sigue girando por muchos más... (elegir unidad de tiempo al gusto).

Abrazos llenos de energía positivaaaaaa

Petra Acero (19/12/2012)

13 de diciembre de 2012

Doble transparencia



Técnica mixta: Acuarelas y lápices de colores
Tamaño: DIN-A4 (21 cm x 29,7 cm)

Este mes, para el Certamen de diciembre (último mes de 2012).  Una Idea, Mucho arte nos proponen crear transparencias, jugar con canicas. Divertida y espectacular propuesta que está originando grandes ilustraciones llenas de brillos y colores (valga la fácil rima para hacer hincapié en el tono festivo, nimio y bello del tema) . Podéis pasaos por allí y disfrutar de todas esas obras.
Este tarro de cristal lleno de canicas (transparencia sobre transparencias) ha sido mi propuesta para este Certamen

Amparo Martínez Alonso (12/12/2012)

7 de diciembre de 2012

¡Ahógalas por mamá!


Antes de que vuelva papá tenemos que ahogarlas.
—¿Lloraremos?
—Si no las arañas, no.
Pablo me mira desde arriba, sabe mucho de estas cosas. Luego entra en la cocina como un bruto: ¡zas, zas y zas! Imitando a papá por las noches, cuando mami, llorando, se suena la nariz y termina de preparar la cena.
No quiero que mamá llore: extiendo la mano. Pablo me da una, él lleva dos.
—Son como mofetas. No la aprietes —me avisa.
Caminamos despacio, levanto la tapa, las cebollas nos salpican, pero Pablo tira de la cadena como un valiente.
 
Amparo Martínez Alonso (24/11/2012)

Me he decidido, con poca fortuna (ninguna, para ser más exacta), y he enviado un micro a REC. Todo gracias a Laura Garrido, nuestra querida comunicadora que nos tiene al día del concurso, además de regalarnos un micro suyo cada semana. No es extraño que hace unas semanas la convocaran como jurado especial.
Y con lágrimas (de emoción) felicitar a Elena Casero, que la escuché ganar con sus formidables muñecos llenos de alfileres: ¡Muy buen micro, Elena! Aplaudí la actuación de la explotada criatura. Me encantó tu desenlace juego/maldad.

 

4 de diciembre de 2012

La novia


La copa medio-llena y los ojos vacíos…
Mientras las burbujas doradas salpican sus recuerdos, el deseo permanece oculto bajo su escote interminable.
Él no volverá. Ella se quedó sin lágrimas y sin sonrisas. 
Ahora siente cosquillas en la garganta, como entonces: ¡otro trago! Quiere más burbujas que empañen su mente. Así, así, olvidando… recordando. Otro sorbito… Pero la imagen se gira y le da la espalda; ella no lo llama, sabe que todo está dicho. Siempre la misma escena. Cada vez más difusa. Abre los ojos para distinguirlo mejor entre sus recuerdos... ¡Un sorbo largo! Su lengua celebra la efervescencia juguetona, la amargura final, y siente aquellas caricias deseadas… odiadas. ¿Cómo eran sus manos? Se humedece la comisura izquierda de sus labios rojos con regusto prohibido, dulzón. Pero ahora solo distingue una silueta borrosa; un enano desdibujado en la lejanía de sus sentimientos, cada vez más pequeño: un ratón sin cola que llega a desaparecer de su mente. Ella quiere olvidarlo, ¿o no?

Escucha voces, risas, aquí, en su fiesta, junto a su recién marido. Mira su copa triste y vacía. Busca entre lamés, brocados, sedas, encajes y brillos otra copa... llena, nueva. Desea que empiece la fiesta también para ella; que las burbujas continúen removido, desempolvando y arrojando fuera escombros de adioses que la asfixian, ¿o no?... Hay tantas posibilidades en la bandeja que se acerca…

Ilustración: Juan Luis López Anaya (Juanlu) 
Textos: Petra Acero (04/12/2012)   
                  

                                          

29 de noviembre de 2012

La mariposa presumida


Se estiraba y encogía acompasadamente. Su movimiento monótono me irritaba. Arrastrada y peluda venía hacia mí. Retrocedí. Mi hermana pequeña me avergonzaba: no dejaba de comer y engordar. 
 ⎯Tata, ta-ta-ta 
Cada vez sonaba más cerca. No la quería a mi lado con su movimiento pesado y áspero. 
⎯¡Para ya! No sigas acercándote. Come, engorda y calla, pedazo de... oruga. 

Siempre estoy sola. Seguro que mis amigas también se sienten incómodas a su lado...
¿A quién le gusta recordar posturas elementales, frente a acrobacias etéreas, armónicas, sutiles? ¿Quién come hierba cuando puede libar el néctar de las flores más exquisitas?
¡Se acabó! Volaré hacia un mundo distinto, sofisticado; hacia un ambiente de formas sugerentes, delicadas; de superficies brillantes, suaves... Donde nada me recuerde arcaicas situaciones familiares. 
 
Petra Acero (29/11/2012)
 
Espero que os guste el cambio de look del nuevo año.
Sin querer emular a ninguna mariposa presumida de estas tan desagradables y engreídas,... solo con intención de mudar el cascarón y estrenar escritorio. Besos, amigos perseverantes.


24 de noviembre de 2012

Un Año


Es mentira, es verdad. Ahora sí, ahora no. Soy yo… y un dragón y una pieza de ajedrez y una chica con túnica o gafas azules; soy una mosca copulando, un perro con cáncer y la condesa Lucanora; soy un travesti jugando a las canicas, una novia en el cementerio, soy Piti y Peta; soy esa gárgola vanidosa, soy Tap y el guardián del Arte, soy una niña asustada en cualquier internado; soy Lúa y su abuela, y todas las brujas de la estirpe de Lúa; soy una máquina asesina escribiendo un cuento, inventando otra vida, una mentira. Y mis dedos persiguen más historias mientras me como dos vacas y miro a través de mi ojo azul: el izquierdo, siempre el izquierdo; y me refugio en el gris, que no es negro, y mis lápices de colores dibujan relatos ecologistas y greguerías. Y cuando Botero trole la musina y Lucas su estrella de la suerte, yo, agradecida, pensaré en relatar más vidas, en compartir la mía… ¡¿Cuántas?! Miro a la “Gente perseverante” de la columna de la derecha: 105 y con la mía 106 vidas.
Gracias, muchas gracias por acompañarme en este año, relatando vidas y mentiras, en este primer año de Petra Acero.

Amparo Martínez Alonso (24/11/2012)

21 de noviembre de 2012

Un maestro, un amigo


En Extremadura, una biblioteca se quedó huérfana este domingo. 
En Cañaveral, los vecinos recuerdan a su paisano Rafita, con cariño y agradecimiento. 
En nuestra Agencia de Publicidad, nos quedamos sin “Jefe”. 
Esto que estás leyendo, nunca tendría que haberse escrito. 
Rafael García-Plata Quirós luchó para que así fuera, para seguir viviendo: ¡Tenía tantos proyectos, tantas ganas de vivir! Pero sobre todo quería que su gente no sufriera, por eso su enfermedad la llevó en silencio: sus sesiones de quimioterapia las conocía él, las sufría él todos los miércoles, para el jueves llegar el primero a la agencia, como venía haciendo desde que yo le conozco: 
⎯¡Hola, buenos días! ¿Cómo estás, Rafa? 
⎯Estupendamente y ¿tú? 
⎯…Pues parece que no tan bien como tú. 
Yo sabía que tenía cáncer. Cada vez se parecía más a mi padre, cada vez lo veíamos más delgado, más débil. ¡Cada vez lo admirábamos más! 

Conocí a Rafael hace 25 años. El mes pasado cumplimos nuestras "bodas de plata laborales". Rafa, para mucha, mucha gente, el jefe, era un creativo indomable, un vendedor (a él lo de ejecutivo no le iba) incansable, el artífice de campañas publicitarias, de relaciones, de eventos, de escritos, de amistades. Gran abanderado extremeño, orgulloso de su tierra y sus gentes, conocedor de su historia, su cultura, sus verdades y cuentos. 

Hasta hace unos meses, Rafa nos invitaba a desayunar migas extremeñas. En la cafetería de la calle Ayala, junto a la agencia, preparaban migas todos los viernes. Consumir productos extremeños representaba otra forma de homenajear y difundir la entidad de su tierra. Recuerdo que al lunes siguiente, Rafa les regaló un gran envase de pimentón de La Vera, para que las migas de los viernes fueran auténticamente extremeñas. Así era mi jefe. Llenaba con su generosidad, simpatía, sencillez, familiaridad… cualquier espacio: una cafetería de Serrano, la presentación de un libro, el lanzamiento de un producto farmacéutico... o el teatro de Mérida. 

Hay personas que nacen con estrella y crean un firmamento a su alrededor. Personas que brillan con luz propia: sin deslumbrar, sin protagonismos, caminando a tu lado (guiando, cobijando, alegrando, facilitándote el camino). 

Por eso, ahora, la sonrisa azul de Rafael García-Plata Quirós dibuja tan buenos recuerdos en mi memoria. 

Escasas, pero sentidas palabras de reconocimiento hacia un maestro, hacia un amigo.
Amparo Martínez Alonso (21/11/2012)
Os dejo alguna de las muchas reseñas que muestran el sentir hacia su persona, hacia su pérdida:
Real Academia de Extremadura
Elegía por Rafael García-Plata Quirós
Multitudinario adiós
Cañaveral

17 de noviembre de 2012

El impostor


Me dejé matar por dinero, para que mi familia tuviera algo que llevarse a la boca. Engañé a los buenos con mi odioso disfraz despótico. Mientras ellos me asesinaban, el verdadero dictador huía a un lugar confortable y seguro. Pero no me arrepiento de mi traición. Aquí abajo no hay favoritismos ni dictadores ni familias influyentes. Aquí, las almas malas me tratan como nadie lo había hecho nunca... ¡Esto es vida!

Petra Acero (17/11/2012)


12 de noviembre de 2012

Sordociegos


Hace unos días, Miguel Ángel Herrero, presidente de ASOCYL, se puso en contacto conmigo para hacerme llegar una petición de la cual ellos no podrán "disfrutar" directamente, pues ni ven ni oyen: 
ASOCYL (Asocioción de Sordociegos de Castilla y León) está promoviendo una campaña a favor de dicho colectivo. Se trata de realizar un dibujo que ilustre la frase de Hellen Keller: "La vida o es una aventura arriesgada o es absolutamente nada".
Son muchos los que están cooperando en este proyecto solidario. Si todavía no lo has hecho y puedes, aquí te dejo el enlace a su página. Seguro que entre todos se nos oirá más alto... Allí encontrarás bastantes nombres conocidos como Sara Lew, Laura Garrido, Juan Luis López (Juanlu), Ximo Segarra (Acapu)...   

Amparo Martínez Alonso

9 de noviembre de 2012

Un canto a la Civilización



Ella siente fuego en la cara. Él la zarandea entre gritos e insultos. Ella quiere mirar, pero no; intenta defenderse, pero no; trata de escapar,… pero tampoco puede. Rota, deformada se esconde entre el miedo y su túnica azul.

—El control del fuego supuso un hito en la historia de la civilización. Los antropólogos sostienen que fue el homo erectus el primero en controlar el fuego.
—¡Menudo rollo de prehistoria!
La chica de las gafas azules prefiere las matemáticas y el inglés... Garabatea en su cuaderno una gran nave espacial.
—Te va a ver el profe…
—¿Y me va a arrastrar de los pelos como un cavernícola? —le susurra, mientras se quita sus gafas azules para hacer muecas, imitando a un mono.

La chica de la túnica azul no sabe qué homínido controló el fuego. Acurrucada en la calle, mientras el ácido deforma su rostro, siente un golpe en la cabeza… ¡Se lo merecía!

Amparo Martínez Alonso (06/11/2011)


Y este mes de noviembre, en Esta Noche te Cuento, la cosa está que arde, pues el tema elegido para desarrollar en nuestras propuestas de microrrelatos es "Como el fuego". ¿Quién a estas alturas del concurso (casi un año de andadura), no lo conoce? Allí nos veremossss 

5 de noviembre de 2012

Muro ecologista


Hoy, en Microrrelatos al por mayor, Luisa Hurtado nos presenta a una jardinera muy especial. Un personaje emprendedor, lleno de entusiasmo y optimismo... como ella misma. No os perdáis el microrrelato de este lunes ecologista (como todos los lunes que Luisa nos brinda desde...)

Amparo Martínez Alonso (05/11/2012)

24 de octubre de 2012

La buena estrella


Lucas nació con buena estrella. Vino al mundo como el hueso de una ciruela escupido con fuerza, directo a las manos de la comadrona. En el instituto, cuando aquel loco disparó sobre sus compañeros de clase, Lucas y su buena estrella estaban encerrados en el servicio, fumando el primer cigarrillo prohibido. Hoy debería estar muerto, tirado en el asfalto, pero su buena estrella también le ha salvado de esta. Por eso, Lucas se incorpora, busca su zapato izquierdo, se limpia la sangre de la cara y deja el coche empotrado en el quitamiedos.
—Tienes mal aspecto, Lucas.
—El de un zombi.
—¡Eso!…
Ahora, Lucas se siente apagado, fugaz, del montón. Mira al cielo: allí está, la más brillante. ¡Su estrella muerta!

Amparo Martínez Alonso (17/10/2012)



Con este micro participo en Esta noche te cuento. Este mes de octubre el tema versa sobre las estrellas: "Tres estrellas", y la participación, como viene siendo habitual, está siendo muy reñida,... cada vez agradablemente más reñida. Casi todos estamos allí; lo que le confiere al blog-concurso un sobreañadido familiar, entrañable. Si todavía no has participado, no lo dudes, la acogida te merecerá el esfuerzo. 






23 de octubre de 2012

La nieve es blanca



Con esta interpretación de un paisaje nevado participo este mes de octubre en Una idea, Mucho arte.
Cada propuesta que realizan los organizadores de este blog, de arte plástico, me resulta más interesante. Los comentarios del equipo y participantes me ayudan a atreverme, a probar diferentes expresiones, a seguir aprendiendo.
Desde aquí gracias a todos ellos.

Amparo Martínez Alonso

22 de octubre de 2012

Objetivo ecologista


Una imagen, una fotografía, un horizonte de rosas y violetas vale más que mil palabras, pero puede contar una historia a medias o solo desde un punto de vista. Hoy, en Microrrelatos al por mayor, se habla de algo parecido,... y muy bien narrado por Hugo Jesús Mión. No os perdáis el micro que Luisa Hurtado nos presenta en su sección ecologista este lunes otoñal: ¡rebosa lirismo!
Esta es la ilustración que he realizado para "acompañarlo".

Petra Acero (22/10/2012)

17 de octubre de 2012

Hoy seré rey



Nunca quise ser rey. Nunca debí ser negro. Antes, como cualquier peón, me movía sin cuidado: acosando, arriesgando a cada paso, sin aspavientos ni dudas. Me sentía libre, importante. Pero las circunstancias condicionan o, en mi caso, ennegrecen el futuro. Quieto, como sin vida, escucho lo que se dice fuera. 
 ⎯¿Juegas al ajedrez? 
Es un niño raro, pecoso y pelón. Saca nuestra caja de su mochila y, sin esperar contestación, nos vuelca sobre la carpeta vieja, llena de pegatinas. Todas somos iguales. No hay blancas ni negras, ni torres, caballos o alfiles. Tenemos ese color neutro del pino sin barnizar. 
⎯Pero… Eso no es un ajedrez oigo otra voz aguda.
⎯Verás como sí. 
⎯¡Me pido las negras! la voz aguda, parece sonreír. ¿Las vas a pintar ahora? 
El niño raro, manteniendo la cabeza gacha y la lengua fuera, dibuja 16 sonrisas, una en cada taruguito de madera que elige. Y anuncia: 
⎯Estas son las blancas. ¡Las mías! 
 ⎯Y… ¿Cómo sabremos cuáles son los reyes, para ganar la partida? 
Entonces, el niño raro me coge y, asfixiándome entre sus dedos negros, me pinta una sonrisa al revés. 
 ⎯Este es tu rey negro. No dejes que te lo coma. 

Petra Acero (17/10/2012)


4 de octubre de 2012

Greguerías

"Los monstruos del pasado acechan al presente del indicativo"

“El miedo no deja de observarme, rasga mis mejores propósitos"
(Amparo Martínez Alonso)




“Las palabras con puntos suspensivos resultan aderezadas con guisantes“
(Ramón Gómez de la Serna)


Estas dos ilustraciones son con las que he participado en Una idea, Mucho arte. Un ejercio divertido de dar forma a guegerías conocidas o inventadas, y en el que he estado super-bien acompañada,... como casi todos ya sabéis.


2 de octubre de 2012

La figura negra

Dibujo de Juan Luis López Anaya (Juanlu)


—…Y esta es la última.

—Pues a mí me ha entrado hambre. Siempre me pasa con las esculturas negras.

El pequeño grupo se dirige hacia el restaurante del museo.

—¿De verdad quieren hacernos creer que esos humanos oscuros se pasaban el día pidiendo?

—¿Humanos?
Petra acero (02/19/2012)
En "Ilustraciones para un loco", Juanlu ha lanzado una propuesta, que me ha parecido magnífica y lúdica y educativa y reflexiva y..., puedes leerla aquí y participar.

1 de octubre de 2012

Planisferio ecologista


Hoy, en "Microrrelatos al por mayor", Luisa Hurtado nos hace llegar un juego de la mano de Sandra Montelpare. ¡No os lo perdáis! Para que podáis jugar he realizado este dibujo. Acercaos a "Microrrelatos al por mayor" y sabréis cómo utilizar este planisferio lleno de bosques. Según señala Sandra,... es muy sencillo.

Amparo Martínez Alonso (01/10/2012)

25 de septiembre de 2012

Mi ama da


El amor no es ciego, es beodo. Además, se sabe que amor sin padecer, no puede ser. Por amor de Dios, ¿a quién se le ocurrió lo del gordito alado esCupiendo flechas sin ton ni son? ¡Cupido es el culpable! Yo era feliz hasta que a mi dueña, a mi amada le dio por confundirme con el resto de los muebles de casa: todos le estorbábamos. Amargado, acurrucado en mi rincón, espiaba sus movimientos torpes, violentos, desafiantes,... deseando ser invisible (como cuando ella me llama, haciendo que no me ve, riendo y jugando como dos cachorros, mientras me acaricia, igual que los ciegos del parque). Si fuera invisible, saldría de mi escondite, sin miedo, y le mordería el tobillo… Pero sé que mañana, tal vez esta noche, me llamará con su voz sobria y será música para mi cola: la voz de mi ama da lo que ahora me quita. 

Petra Acero (25/09/2012)

20 de septiembre de 2012

¡De cuento!



Todo ardía a su alrededor. ¡Era tan hermoso! Vio a su padre sonriéndole; a su madre con Bea de la mano, esperándolo a la salida del colegio; vio a Bea vestida de blanco con sus alas de espumillón, como un ángel de verdad; estaba el grupo de la universidad y sus dos ex-novias y aquel loco que gobernaba, sacando de su corbata palomas negras que se convertían en globos y explotaban muy cerca…; vio gruñir a Platón, el san bernardo de su abuelo, y abrir los brazos a su abuela, llorando, abrazando las llamas. No quería que sufrieran. Se acercó. Todavía temblaba. Se frotó las manos, le dolían, empezaba a sentirlas. Vio su casa llena de luz. Todos estaban dentro, mirándole, como si estuvieran vivos. Se acercó un poco más. ¡Hacía tanto frío! Recordó dulces, cuentos, risas… ¡Era el último depósito de gasolina! Sonrió... como aquella cerillera.

Petra Acero (20/09/2012)

17 de septiembre de 2012

Acuario ecologista


Hoy, en Microrrelatos al por mayor, Luisa Hurtado nos presenta el micro de Elisa de Armas, titulado "La maqueta". Esta es la ilustración que he realizado para una historia llena de elementos marinos. Lo podéis leer aquí.

Amparo Martínez Alonso (17/09/2012)

13 de septiembre de 2012

¡Nuestra casa!


—¿Qué precio tiene, joven? 
El dependiente echa un vistazo rápido y dibuja una sonrisa incrédula: 
—Esta es muy grande. Tenemos más pequeñas al fondo. 
—Esta es perfecta. 
—Ya lo creo,… señor. Artesanía pura. Materiales de calidad: alicatados, parqué, puertas, armarios, espejos, alfombras, lámparas… Hasta el mínimo detalle. 
—Gracias, joven, pero no tiene que convencerme de lo que quiero. Solo dígame cuánto cuesta.
El vendedor, pensando en la comisión, maldice su mala suerte. Hoy en día, las casas apenas se venden. No quiere dejar escapar al viejo estrafalario ¿Para qué querrá una casa tan grande? Mientras va a comprobar las tarifas, con cada paso que da, siente cómo se aleja su comisión. Descorazonado, como un corredor de bolsa tras una mala inversión, vuelve junto al viejo y le observa detenidamente, sin respeto. No puede estar bien de la cabeza: viste traje oscuro, mientras se “ahorca” con una bufanda infantil terminada en borlas. Le susurra el precio como si traicionara un secreto, esperando su reacción. Pero el viejo no abre desmesuradamente sus ojillos soñadores, ni dibuja aspavientos con sus manos serenas, ni se marcha de la tienda refunfuñando disparates. El viejo, acariciando las borlas de su bufanda infantil, sorprende al impostor de agente de bolsa: 
—¿Se puede devolver si no le gusta? 
—¿Cómo dice?... Es que… ¿Se queda con la casa?... Señor… 
—Agustín. Solo Agustín. 


 Agustín nació en la portería del edificio donde vive. En el casco antiguo de la ciudad: una reliquia del modernismo de finales del XIX. Su padre, el portero, ayudó a su señora a traerlo al mundo. De eso hace casi ochenta años. Agustín siempre ha vivido en la portería, hasta que se jubiló. Ahora vive en frente: en el bajo derecha, con Salma, las hijas de esta, y un gatito que encontraron llorando en un contenedor. 

Son pisos grandes, de renta antigua, sin ascensor. Ocupan toda la planta, excepto los bajos: la portería y el piso de Agustín. Los vecinos se conocen, llevan toda su vida ahí. Los nuevos son extranjeros. 
El matrimonio del segundo sale del brazo a comprar el pan; les cuida una interna rumana. Doña Berta y su señora de compañía, ecuatoriana, han llenado de girasoles el balcón del tercer piso. Los del primero son cinco: ha vuelto la hija y los niños. En el cuarto, el viejo académico ha contratado a un matrimonio venezolano, como Salma; el marido pasa las mañanas en la universidad con el profesor. 
Para Agustín, Salma y las pequeñas son su familia. 
 —¿Dónde están mis niñas? 
 —¡Abuelito Agustín!... ¡Llevas mi bufanda de la suerte! Es para ti, para siempre… 
—Flor, mira lo que os traigo. 
 —¡Alaaa…! 
—Vamos a enseñársela a tu hermanita… Extiende las manos, Eli. Así, despacio… Eso son tejas. ¿Las notas?... Y las chimeneas… ¡Las ventanas! Suaves, finas. ¡Tócalas, Eli!... Lo que sobresale son los balcones. Están fríos, ¿verdad?... En el tercero pondremos girasoles… ¡Acaricia la fachada! Es rugosa, pero no pincha. ¿A que no?... Y la gran puerta. ¡Ábrela, Eli! ¿Te gusta? ¡Es nuestra casa!


Amparo Martínez Alonso





Este relato es uno de los dos que envié a La Esfera Cultural (y lo puedes escuchar aquí), para la convocatoria "Historias de portería". Fueron seleccionados ambos relatos, junto a otros 58, el ganador y los cuatro finalistas.
Una gran alegría para mí (si yo estoy contenta, cómo estarán los ganadores...)
Algunos ya lo habéis leído este verano en La Esfera Cultural. Había muchos amigos que visitar allí. Todo el equipo de La Esfera y la gran voz Silenciosa, nos ayudaron a olvidar, por unos momentos, el calor que nos asfixiaba en agosto. Muchas gracias a todos.

8 de septiembre de 2012

La "V" de Victoria


Zumm zum zumzumm zum zuummm zummm zuumzummm.
(Me gustas como la fruta madura, como la miel, como la caca de vaca)
Zuumm zumm zuzummm zuuu zummm zuzuumm zummmmm…
(Contigo, zummmbando a mi lado, el mundo se me figura un apetecible estercolero…)
…zum zum zuzumm zummmm.
(…o el basurero más deseado)

—¡Mamá, en el frutero hay dos moscas jugando al caballito!
—¿Jugando al caballito?
—Sí. ¡Ven!
La madre entra en la cocina. Observa cómo su hijo de cuatro años se respinga para no perderse el juego de las moscas. En la mesa de formica, el frutero parece un “cuerno de la abundancia” raquítico. Sobre el único melocotón, dos moscas copulan.
Al trasluz se ven planas, como sombras chinas, como cuando de pequeña, Victoria jugaba a proyectar sus manos sobre la pared, formando animales, palmeras y la “v” de Victoria. Recuerda también otra sombra, una silueta familiar, enloquecida… Y se siente pequeña, insignificante como una mosca.
Las moscas se separan. El macho, ruidoso, zumba alrededor del melocotón. La hembra se frota los ojos con las patas.
—Mira, mami, ahora juegan al escondite.

Petra Acero (08/09/2012)




Con este relato participo este mes en "Esta noche te cuento" (2º Certamen de relato corto). El tema de septiembre es "como fruta madura". Espero que os guste. Aquí podéis leer buenos relatos y encontrar a buenos amigos..

5 de septiembre de 2012

El artista


Llora, ríe, saca la lengua simulando estar loco. ¡Cuánto teatro! 
Le aplaudo y... ¡me siento artista!

Petra Acero (05/09/2012)

3 de septiembre de 2012

Otra Ilustración Ecologista




En esta ilustración he tratado de plasmar la fuerza del relato. La tremenda decisión de incendiar para purificar. "Finalmente nos adaptaremos, como las ratas". Espero que la imagen os resulte tan impactante como el micro “Entrevista con el pirómano” de Ana Blanco, que hoy publica Luisa Hurtado en Microrrelatos al por mayor (podéis leerlo cliqueando sobre la ilustración). 


Petra acero (03/09/2012) 
Amparo Martínez Alonso

1 de septiembre de 2012

Agosto ecologista

 



En agosto ha hecho mucho calor... Hemos estado de vacacciones, tratando de descansar y disfrutar con la familia, los amigos... por eso, por pensar en los amigos, de una u otra forma, todos hemos estado pendientes de los blogs. Así, cada lunes de agosto, como en cualquier mes del año, Luisa Hurtado nos ha recordado que todo pende de un hilo, que el equilibrio de nuestro planeta es sumamente delicado y que ni en vacaciones podemos dejarlo "desconectado".
Estas tres viñetas han servido para ilustrar sendos relatos, en un agosto tórrido y trístemente rico en incendios.

Gracias a los escritores:
Sergio Cossa, que con  su relato "La Máquina", me motivó a buscar el eslabón perdido, el homínido a partir del cual el ser resultante se convirtió en un exterminador del medio y de sus propios congéneres.

Xavier Blanco, cuyas palabras dirigieron mi rotulador, mientras los lápices de colores saltaban de su estuche, pues todos querían dibujar lo que guardaban esos libros de los que Xavier habla. Así iba apareciendo sobre el papel una luz amarillenta, que ambientaba el recuerdo de biblioteca o museo… Y me sorprendía el vuelo de una mariposa, mientras las hojas de papel envejecido comenzaban a germinar, tratando de emular la atmósfera tan bien reflejada en su micro: “Los últimos del bosque”.

Luisa Hurtado y su nano "Ácida", que me envolvió en niebla vespertina, ocultando el multicolor atardecer.

(Podéis leer los micros cliqueando sobre cada imagen)

Amparo Martínez Alonso (01/09/2012)



29 de agosto de 2012

Mi tío Víctor


Hasta el 24 de agosto tuve un tío al que durante toda su vida le llamamos Víctor. En su entierro la gente se extrañaba que don Félix, el cura moreno, alto y joven, que ofició el sepelio utilizara el nombre de Miguel. Una persona del tercer banco se levantó y tocó el brazo de mi primo José Luis:
—Jose, ¿qué pasa? Se está confundiendo. Está llamando a tu padre “Miguel”.
Mi primo, con su habitual sonrisa y sus ojos azules descoloridos por el dolor, se giró y le miró complaciente, con ternura de padre (la que él había perdido ya para siempre).
—Sí. Está bien. Era Miguel.
Don Félix no dejaba de asociarlo al arcángel, al patrón del pueblo, a san Miguel. Mientras a sus familiares y amigos nos chirriaban los recuerdos y el cariño hacia una persona desunida a ese apelativo vacío.
 
Cuando mi tío Víctor nació en el pueblo vecino a este, donde casi ochenta y ocho años después le estábamos enterrando, su padre (mi abuelo José) se acercó al ayuntamiento a registrarlo.
—¿Qué pasa, José? ¿Qué ha sido: crío o cría?
—¡Un chaval! Un mozo. Sano y grande.
—Pues, bien que me alegro. ¡Sí señor! Que se necesitan manos fuertes para sacar la familia a delante... Y qué ¿Cómo le ponemos? ¿Cómo el abuelo?
—Sí, sí. Al primero, como el abuelo. Ya vendrán más.
Una conversación sencilla, que lió toda la vida de mi tío Víctor. A partir de ese momento nadie le llamó por el nombre con el que le inscribió el secretario o la persona que llevara los registros de los nacimientos en el pueblo. Pues en este diálogo campechano entre compadres, cada uno se refería a un abuelo. En los papeles legales, mi tío Víctor aparece como “Miguel”.
 
Hace unas semanas, a mi tío Víctor, que como predijo el abuelo José, era un hombre alto y fuerte (tan parecido a él), le atacó la bacteria fascitis necrotizante. Una patología que se caracteriza por la descomposición de los tejidos blandos y de la piel. Es más conocida por su nombre de guerra: la bacteria “come carne”. Se dan pocos casos en su versión asesina. La mala suerte ha querido que uno de esos casos raros haya sido el de mi tío Víctor Martínez Acero.
 
Petra Acero (29/09/2012)

A mi tío le recuerdo sonriendo, como a sus dos hermanos (mi padre y mi tía Antonia). Parecía que su vida fuera un camino de rosas, pero nada más lejos de la realidad, solo que él así la convertía para los demás.
Un beso muy grande a mi prima Vanesa, que vivió toda su vida con él y compartió su última sonrisa.
Amparo Martínez Alonso.
Ahora sabéis de dónde viene el apellido de mi blog: de la familia de mi padre.