Piedra y Acero

Mi foto
Soy como la PIEDRA: firme y resistente,... pero me deshago en ensoñaciones, y ¡me agrieto por contarlas!, por ayudarlas a escapar, a escurrirse como el ACERO fundido; relatando, en su huida, vidas inventadas y verdaderas mentiras.

9 de agosto de 2012

2 Historias de portería



Las casualidades, las coincidencias, los hados o las conexiones mentales existen. Y he conseguido un ordenador "normal" justamente cuando La Esfera Cultural publica mi relato Nervios de Acero.
Presento una comunidad de vecinos anormal, diferente, irreal... Con un protagonista raro, un loco, un exaltado, un carbón. Si os parece original podéis marcar g+1, como si jugaseis a los marcianitos :)

Imagino que mañana o pasado mañana (qué seguidos, ¿no?) se publicará mi otra opción de comunidad de vecinos, así podréis comparar: Nuestra casa no tiene nada que ver con la propuesta de hoy. En la diversidad está la riqueza de la creación de vidas y mentiras...

Espero que cada propuesta, cada historia os remueva fibras diferentes, sentimientos casi opuestos.

Un beso de Amparo Martínez Alonso.
Un achuchón de Petra Acero.

18 comentarios:

  1. Un ordenador normal, para una comunidad anormal.
    Qué cosas!!!
    Te leere, que estoy un poco perdidilla

    ResponderEliminar
  2. Ha ia allí me voy, Petra. Veamos que nos ha regalado la señorita Amparo esta vez.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. De los nervios me pones tú a mí.
    Voy a leerte ahora mismo acerita querida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Fantástica historia de portería la que nos cuentas, Amparo. ¡Y tienes otra más en bandeja de salida! Y yo que todavía no he sido capaz de enviar ninguna... mis musas creo que se han ido de vacaciones, en rebeldía porque este verano no salí de casa.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Allá voy y dejaré allí mi opinión.

    Abrazo. ;)

    ResponderEliminar
  6. lo siento Petra, pero no entiendo el relato. Supongo que es para Lectores 2.0.
    Este es el comentario que te he dejado allí:
    "La primera lectura no me dice nada, o lo que es lo mismo: no me he enterado. Problema mío, seguro. Veamos en un segundo intento. La primera mitad, en su segunda lectura creo que la entiendo: es lo que ve desde las cámaras de seguridad; pero la segunda mitad me supera. Bueno, otra vez será, Amparo."

    ResponderEliminar
  7. Petra Acero:
    El relato es terrorífico, aunque lo llevas muy bien, de modo que el lector no espere el remate.
    Todos podríamos suponer que Julián necesitaba esos nervios de acero para aguantar el tedio de sus vecinos, algo errado, por supuesto.
    Por cuanto das pistas falsas a lo largo de la historia, es muy entendible la sensación de despiste que sufre el lector, que queda descolocado, luego de aplicar una composición de lugar que lo lleva a algo contrario a lo que ha imaginado sobre esos personajes.
    Te felicito, pues lograste un texto inteligente y se nota que es muy elaborado.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Los leeré los dos juntos...y ya te diré, ya...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Querida Petra, como estoy de vacatas ...me lo tomo con tranquilidad : hoy o mañana intentaré leer la primera y después vendrá la segunda .... con tranquilidad, saboreando las historias que nos presentas y con mis comentarios en aquel lugar.

    ¡Suerte para tí! y un abrazo "caluroso", muuuuy caluroso ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tengo una conexión paupérrima que no me deja capturar tus textos antes de que se regenere y se colapse la página de la esfera....seguiré intentándolo con paciencia ....

      No los olvido Petra...

      Disfruta donde quiera que estés...
      Besos calurosos.

      Eliminar
  10. Jorge"el pasiego"12 de agosto de 2012, 18:13

    Allí te deje mis comentarios. Polos opuestos los relatos que presentas. Muerte a manos de un psicópata, en Nervios de acero, o amor y ternura en Nuestra casa.
    Suerte aunque no la necesites. Leeré a Petra Acero, Amparo Martínez.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Petra!, primero decirte que me encanta vuestra disposición a aprender y a emprender ( cómo natural consecuencia)... sintonizamos por eso, claro está. Para mi, si algún sentido tiene la existencia es compartir aprendizajes. Y valoro mucho la pasión y la entrega que hay en ello. Yo la siento en ti, tú en mi y por ello, siento, más allá del absurdo impuesto por la lógica, nos apreciamos.

    Iré a los enlaces.... !!! y te dejo muchos besos!

    ResponderEliminar
  12. Por allí voy a pasar, en nada y te comento.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ely, has leído el nombre de la niña de "Nuestraca casa"... Iba por ti. Pues tu nombre, siempre me ha parecido muy dulce y tierno.
      Era lo que quería transmitir con ese nombre, con tu nombre.

      Un besooo.

      Eliminar
  13. Gracias, muchas gracias a todos por comentar aquí y seguirme hasta La Esfera Cultural. Ya tenía ganas de poder agradecéroslo.
    Besazoooos desde casa.

    ResponderEliminar
  14. Hola Amparo, acabo de dejar nuevamente mi comentario en la esfera, antes hice algo mal porque no apareció.
    Me encantó el relato en audio, muy bueno.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  15. Bueno Amparo, ayer leí el primero y te confieso que el segundo, "Nuestra casa" me ha llegado más, lo encuentro muy tierno y será que uno tiene una idea hecha al tema, que particularmente la otra no me ha cuadrado tanto.
    Ahora volveré, y lo escucharé.
    Te diré pues.

    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Acabo de dejar allí mi huella. Como ya dije entonces, Nuestra casa es made in Petra Acero.
    Besico, Amparico.

    ResponderEliminar