Piedra y Acero

Mi foto
Soy como la PIEDRA: firme y resistente,... pero me deshago en ensoñaciones, y ¡me agrieto por contarlas!, por ayudarlas a escapar, a escurrirse como el ACERO fundido; relatando, en su huida, vidas inventadas y verdaderas mentiras.

10 de septiembre de 2013

Sorpresa, sorpresa

Ilustradora: Nicoleta Ionescu

El salón huele a cebolla y laurel. En la mesa: el mantel que nos regaló su madre, la vajilla de las ocasiones especiales y una gran vela de cumpleaños… ¡Lástima tanto trabajo para nada! Este año no habrá fiesta sorpresa… Atravieso la puerta, entro en la cocina. Me parece más pequeña y estrecha: ¡como la cabina del camión! Ella trajina entre sus recetas mágicas. El rojo le favorece. Su barriga feliz me recuerda a papá Noel… No te preocupes, gordi, os cuidaré: ¡he vuelto para eso! 
Suena el teléfono. Es la policía para comunicarle que su marido ha sufrido un accidente de tráfico, pero con el ruido del extractor no lo oye. Mira el reloj del horno, sonríe y murmura: “Ya está hecho”. Abre la puerta de la cocina y pasa al salón… ¡Nada!... No me ve. ¡Tendría que verme! Ella ve… cosas…. Si no ¿para qué he vuelto? 

Llaman a la puerta. Es Manolo, el carnicero. Entra como Pedro por su casa… Morrea a mi mujer, acaricia a mi futura hija y se sienta a la mesa como si fuera yo. Ella le sonríe y, con los ojos encendidos, sopla mi vela negra de cumpleaños. 

Amparo Martínez Alonso (08/09/2013)

Septiembre es un mes de vueltas, de regresos. Ya casi ni nos acordamos de las vacaciones de verano. Hasta los  más pequeños han empezado su nuevo curso (entre llantos y risas)... Y en ENTC, "Volver" es el tema que nos inspira este mes. Como siempre, podéis pulsar en las ya famosas siglas (o en la ilustración de Nicoleta) para disfrutar de tantas y tantas odiseas.   


14 comentarios:

  1. Muy buen retorno señorita metálica. Qué saludable es la ignorancia, je je.

    Abrazos, suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe, Miguel,: "Ojos que no ven..."

      Abrazoooo

      Eliminar
  2. Felicidades por el regreso. Espero que con las pilas cargadas "a tope". Una historia curiosa o normal?

    ResponderEliminar
  3. Yo también he vuelto con gran alegría a leerte y me ha encantado tu micro. Espero que tengas mucha suerte. Ahora voy por allí.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  4. Vuelve usted con mucha fuerza, tocaya.

    He disfrutado de esta pieza ácida, que amaga con irse en un sentido y se revuelve para mostrarnos -al final- otra historia que deberemos armar.

    Suerte en las deliberaciones del jurado.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Hola guapetona, tal como te he comentado ya, tu final es desde luego una sorpresa. A mi me da penilla no?
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Para sorpresas así, mejor no tenerlas. Suerte Amparo.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  7. Triste relato Petra, vas dando poco a poco pinceladas del desenlace que al final cae en el esperado giro final.

    ¡Muy bueno!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Tamaña sorpresa Amparo, con una dosis de morbo. Pero como siempre genial.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Eso si que es "sentir que es un soplo la vida...", que diría la canción.
    Maravilloso el giro, un buen zarpazo en las entrañas.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  10. Amparo:
    Muy buen cuento, con doble desgracia para el marido: morirse y tornarse seguidor de San Martín de Tours...
    Más allá de que ojalá sea seleccionado, este cuento tuyo también es muy bueno y vale por sí mismo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La ignorancia es atrevida, pero a veces consigue mantenerte en ese estado de felicidad que el conocimiento te niega... o algo así.
    El protagonista nunca hubiera imaginado que su esposa le engañaba. Lo que no sé es si descubrirá que fue ella quien ordenó su muerte (cuando las velas negras ya han funcionado, se apagan...)


    Gracias a todos por venir y dejar vuestros comentarios. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  12. Espero que no sea autobiográfico, jajajjajaja...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. De regreso a las tareas "escolares" me topo con una vela muy negra de cumpleaños y un cuento para ENTC que lleva tus iniciales tatuadas en su prosa.

    Me alegro de regresar, de volver, de iniciar, de compartir, de soñar junto a tí que un día.... no muy lejano ¡volveremos a vernos! Estoy segura de que nos volveremos a encontrar, esta vez, hoy: en ENTC, lugar al que luego iré para dejar mi impronta sobre tu cuento. Me ha gustado Petra, un besote muy fuerte.

    ResponderEliminar